Las inundaciones ya causaron pérdidas récord en Santa Fe: más de mil millones de dólares

Mil cien millones de dólares. Esa es la cifra que, según estimaciones oficiales del Gobierno de la provincia de Santa Fe, ya se perdió en lo que va este enero por el drama del agua. Si se le agrega lo que dejó el fenómeno climático de abril de 2015, las pérdidas superan los 3.500 millones de dólares. Otras cifras alarmantes: más de un millón y medio de hectáreas están afectadas directamente por el agua (un 25% de la superficie productiva). Pero eso no es todo. La cuenca lechera padece como pocos el impacto: son alrededor de 1.400 los tambos afectados que expresan, tal vez, el costado más crudo de las pérdidas: implican que se dejen de producir 1.800.000 litros de leche por día. “En enero, si es que no tenemos más problemas con las lluvias, habrá 54 millones de litros menos de leche”, le dijo a Clarín el ministro de la Producción, Luis Contingiani.

Ayer, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, llegó a la provincia para reunirse con el gobernador Miguel Lifschitz. En el Santa Fe miran de reojo y piden reunirse con sus pares cordobeses porque entienden que por el natural escurrimiento de las aguas desde Córdoba también afecta los canales y los cauces de los arroyos, que llegan con un caudal extra. “La situación es muy complicada: llevamos tres semanas de lluvias. Coincidimos en hacer un análisis integral de las cuencas, no sólo en Santa Fe sino también de Córdoba, que nos tira el agua hacia acá y tenemos poca capacidad de evacuarla”, sostuvo el mandatario santafesino.