LA HORA REFERÍ !!!

El seleccionado argentino tenía la necesidad de ganar para quedar en puesto de clasificación directa para el Mundial de Rusia 2018. Y el equipo lo logró: fue 1-0 en el Monumental, frente a Chile.

Sin embargo, no fue todo color de rosas en el triunfo nacional. Es que el equipo jugó mal, no tuvo fútbol y debió agradecer que esta vez Chile no tuvo la mejor puntería para empatar ni dar vuelta el partido.

Lionel Messi fue el autor de un gol de penal dudoso, casi inventado.

Ángel Di María sintió la marca de José Fuenzalida en el área y no dudó en volar, engañando al árbitro Sandro Ricci, que terminó señalando el punto penal.

Lo único bueno de la noche fue el buen disparo del 10 argentino, que después se contagió del resto de sus compañeros y desapareció del campo. Chile fue por el empate, pero esta vez no pudo igualar el marcador.

La suerte estuvo del lado de una Argentina que esta vez hasta contó con los postes de su lado para que la ventaja se mantuviera intacta y, pese a todo, le permitiera al equipo meterse en zona de clasificación.