Preocupación por pedido de recortes en Puerto Belgrano

La orden de la Casa Rosada de recortar gastos este año en los ministerios, cuyos titulares deben presentar un plan de al menos 10 puntos al tándem de vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, está causando malestar en las Fuerzas Armadas. La incertidumbre se acrecentó aún más desde la filtración de una presentación oficial del Ministerio de Defensa, de 15 páginas, que estima una drástica reducción de fondos, un total de $ 4474 millones contabilizados (otros “a estimar”), en especial en los contratos de fabricación local.

“Contribución de la Jurisdicción Defensa al Esfuerzo Fiscal”, es el eufemismo que acompaña al título del documento. En la cartera de Julio Martínez admitieron su autenticidad. Sin embargo, añadieron que se trata de una de varias versiones del plan de ajuste aún no aprobado: ésta sería la que contiene mayores recortes.

El powepoint comienza con el “ahorro” del año pasado, una cifra similar a la pretendida ahora: $ 4.615 millones, explicados en mayor parte por la “interrupción del proyecto remotorización del Pucará”, cuya modernización pretendía extender la vida del avión que es construído en la fábrica Fadea. También se consignan $ 180 millones que no fueron usados gracias al repliegue de 1.800 efectivos del operativo Escudo Norte, de protección de las fronteras, programa que fue extendido por un año por decreto en enero de 2016 con la firma presidencial y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

El informe continúa con un listado de una docena de propiedades (en su mayoría del Ejército) que serían puestas a la venta por un total de $ 335 millones (incluyendo un inmueble en Washington D.C.). También hay una relocalización de otras dependencias en el país para ahorrar $ 206,3 millones. Continúa con un apartado de “activos”: serán $ 235 millones menos al, entre otros ítems, no fabricar el radar RPA3DLA II y retirar los radares de vigilancia terreste del Operativo Fronteras.

En nuestra ciudad, el concejal de la IVR Sadi Gelós elaboró un proyecto que presentó en el Concejo Deliberante donde pidió que los referentes políticos de Coronel Rosales y Bahía Blanca se tiene que poner al frente de este reclamo para evitar la drástica reducción que afectaría directamente a los empleados civiles.

FUENTE: El cronista y El Rosalenio