45 muertos en dos atentados en Egipto

La celebración del Domingo de Ramos se ha tornado en tragedia tras una explosión en una iglesia copta en la localidad egipcia de Tanta, que se ha cobrado las vidas de al menos 27 cristianos coptos que celebraban misa.

Se espera que el número de víctimas aumente en las próximas horas, según fuentes del Ministerio de Salud egipcio. Apenas un par de horas después, una segunda explosión se registró en una iglesia en Alejandría, dejando 18 muertos. Daesh ha reivindicado los dos atentados. En total han sido asesinadas 45 personas.

En la primera explosión, que se produjo hacia las 10 de la mañana hora local en la iglesia copta de San Jorge en Tanta, a apenas 90 kilómetros al norte del Cairo, resultaron heridas 78 personas. Imágenes transmitidas por televisiones locales mostraban una multitud que se agolpa en torno a lo que parecían ser varios cuerpos sin vida con los rostros cubiertos. Según las primeras hipótesis de las fuerzas de seguridad, el supuesto artefacto explosivo habría sido colocado en el interior de la Iglesia, en el pasillo central frente al altar, donde se congregan la mayor parte de los feligreses, magnificando el número de víctimas.