River llega entonado al superclásico

De menor a mayor. Con un primer tiempo con algunas dudas y una segunda etapa contundente. Con pinceladas de gran fútbol, con buenas combinaciones ofensivas y algún error en el fondo que no pudo ser aprovechado al máximo por su rival. Festejó River. Le ganó a Temperley 4-1 en el Monumental y no se baja de la pelea. Con dos goles de Lucas Alario (uno de penal), uno de Sebastián Driussi y otro de Camilo Mayada se puso a siete puntos de Boca, pero tiene un partido menos (contra Atlético Tucumán) y en la próxima fecha visita la Bombonera.