Boca se recuperó ante su gente

Cuando Boca pierde un partido parece que el mundo se viene abajo. Y si para colmo ese partido es contra River en la Bombonera el escenario se empantana todavía más. Pese a que está puntero, el partido contra Newell’s representaba una prueba importante para encarar la recta final del torneo. “Si le gana a Newell’s es campeón”, sentenció Riquelme para sumarle condimentos a la previa. Y lo ganó. Con justicia pero sin que le sobre nada, con un gran partido de Wilmar Barrios y una gran definición de Darío Benedetto. Fue 1-0 para continuar como líder del certamen, sacarle seis puntos a San Lorenzo y mandarle un mensaje a sus perseguidores.