Respaldo a la Jueza de Garantías Susana Calcinelli

La Red de Jueces Penales de la provincia de Buenos Aires publicó un comunicado donde defienden a la magistrada que fue duramente criticada por eximir de prisión a Nazareno Goyak, el conductor del Audi que abandonó a una joven herida de gravedad.

Firmado por el presidente de la entidad, Gustavo Herbel, la vicepresidenta Adriana Nanni y el secretario Pedro Rodríguez, el escrito relata cinco puntos donde defienden a Susana Calcinelli:

1. Que en su desempeño funcional –exteriorizado a través de resoluciones, en todos los casos revisables y revocables en la etapa de apelación– la Dra. Susana Calcinelli, cual es su deber jurídico, se ha ceñido a resolver los procesos penales que tramitan ante sus estrados. Los reproches públicos que se le formulan, por su estridencia e intensidad, configuran un hostigamiento incompatible con la independencia del Poder Judicial.

2. Que por imperativo constitucional toda persona imputada de delito, es titular del estado de inocencia hasta que una sentencia definitiva sostenga lo contrario, por lo que la regla básica en las medidas de coerción personal es el principio de la libertad durante la tramitación del proceso, a menos que se verifique entorpecimiento probatorio que ponga en riesgo el desarrollo de la investigación judicial o peligro de que el causante se profugue, imposibilitando la aplicación de su pena.

3. Que el análisis parcial y reduccionista sobre el que se asientan los reclamos que motivan el pretenso pedido de enjuiciamiento de la magistrada la afectan no sólo a ella, sino también al resto de los miembros de la judicatura, desde que constituyen una inaceptable presión a la hora de tomar decisiones en cuestiones litigiosas.

4. Que a la vez que estamos en condiciones de dar fe acerca de la probidad y contracción laboral de la jueza Susana Calcinelli, deploramos las descalificaciones hacia su persona, así como las actitudes intolerantes propiciatorias del juicio político, que no se condicen con la prudencia y responsabilidad con las que debe ejercerse el derecho a la crítica en un país respetuoso de sus instituciones republicanas.

5. Que, en síntesis, al igual que lo hiciéramos el 21 de marzo de 2016, en una situación análoga a la actual, y parafraseando al editorialista, pedimos prudencia y responsabilidad, otra vez…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.